By 0 Comment

¿BODA DE ÚLTIMA HORA Y TÚ SIN TU VESTIDO?

Las invitaciones de boda de última hora pueden suponernos un auténtico quebradero de cabeza y más ahora que estamos a punto de irnos de vacaciones y tenemos que dejar todo cerrado en el trabajo. Probablemente aún no sabes que ponerte, ¿verdad? O tienes un conjunto a medio montar y te faltan algunas prendas o accesorios para darle el toque final, ¿no es así?

No te preocupes, en el post de hoy de damos algunas propuestas para que te hagas con el look perfecto para la boda.

Son muchas las cosas en las que tienes que pensar para hacerte con el look perfecto: vestido, zapatos, bolso, tocado… todo ello puede suponer un gran desembolso de dinero. Si no estás dispuesta a gastarte ese dineral tienes tres opciones:

1.    LUCIR UN VESTIDO LOW COST

Cadenas como Mango o Zara tienen vestido ideales para bodas a precios muy asequibles. No obstante, el temor de toda invitada es: ¿habrá alguien vestida igual que yo en la boda? Parece que, por el temor a coincidir, poca gente opta al final por estas opciones low cost de este tipo de cadenas de ropa, por lo que aparentemente no debería a ver problema alguno pero… yo personalmente no sé si me arriesgaría.

2.    LUCIR UN VESTIDO DE MARCA DE SEGUNDA MANO

Gracias a esta opción puedes lucir vestidazos por precios bastante asequibles. Los vestidos que encontrarás en tiendas de ropa de marca de segunda mano son, en la mayoría de los casos, vestidos en perfectas condiciones que se han puesto en una o dos ocasiones y que, por no volver a repetir, la dueña ha decidido desprenderse de él y venderlo en una tienda de ropa de segunda mano. Encontrarás grandes firmas como Carolina Herrera, Javier Larrainzar, BDBA, Pronovias, Hoss… con descuentos de hasta el 75% en muchos de ellos.

Por ejemplo, este precioso vestido de seda de Carolina Herrera de segunda mano costaba 850€ y su precio ahora es de 295€ que, aún siendo aun un precio alto nada tiene que ver con el precio original https://www.loatreboutique.com/es/vestidos/1899-vestido-carolina-herrera.html. O este de Pedro del Hierro, también de segunda mano, que costaba 275€ y está por 79€ https://www.loatreboutique.com/es/vestidos/1891-vestido-pedro-del-hierro.html

Y si luego después de la boda quieres volver a vender el vestido en una tienda de ropa de segunda mano puedes hacerlo sin problemas (siempre y cuando no se haya estropeado o deteriorado).

Además para completar tu look en tiendas de ropa de segunda mano encontrarás todo tipo de complementos y accesorios para ser la invitada perfecta.

¡No es un chollo esto de la segunda mano! Además segurísimo que no coincides con nadie porque los vestidos de este tipo de tiendas son únicos.

3.    ALQUILA TU VESTIDO

Esta opción cada vez se va extendiendo más entre las invitadas a una boda e incluso entre las novias. Las ventajas: adquieres el vestido únicamente para el evento y luego lo devuelves, no tienes que almacenarlo en tu armario y el dinero que inviertes no es mucho. Si tienes muchas bodas puede ser una buena alternativa ya que podrás tener un modelito para cada uno de tus eventos. También podrás alquilar los complementos.


Como ves tienes tres opciones para no arruinarte en la compra de tu vestido. ¡Podrás ser la invitada perfecta por muy poco dinero!