By 0 Comment

¿CENA DE EMPRESA Y NADA QUE PONERTE?

Diciembre, mes de miles de eventos; celebraciones familiares, reuniones de amigos, reencuentros de antiguos alumnos del colegio o la universidad, cena anual con los amigos de la infancia… y como no la fiesta de Navidad de la empresa.

Seguro que muchas de vosotras estáis en esa situación ¿verdad? Cena de empresa con compañeros que apenas ves, con todos los jefes y tú en medio de todos ellos. Suena horrible sí, pero como para casi todo en esta vida, hay unos cuantos consejos que te ayudarán a salir airosa de esta situación.

Lo primero y más importante, cuidado con las copas y la barra libre y segundo, olvídate de ligar con ese chico del tan guapo del departamento financiero, ya tendrás más ocasiones :). Es importante que recuerdes que no estás de fiesta con tus amigas (ojalá, pero no) tu jefe, la directora de Recursos Humanos, la Presidenta de la compañía… todos están allí esa noche asique ándate con miles de ojos.

A parte de saber comportarse hay un ‘dress code’ no escrito que debes tener en cuenta. Por eso hoy queremos darte unos consejitos de estilo para tu cena de empresa

  • Arreglada sí, pero sin pasarse: el ‘casual chic’ es una apuesta segura. Para este tipo de eventos el ‘menos es más’ se convierte en norma más que en ninguna otra ocasión. 

  • Olvídate de ir sexy. Una cosa es ir elegante y otra sexy, deja para otro día los escotes, las transparencias o las minifaldas. Una cosa es que destaques por tu estilo y elegancia y otra por lo que vas enseñando.

  • Hay clásicos que nunca fallan como los tonos neutros o el ‘black&white’. El Little Black Dress es también un acierto seguro (salvo que haya un ‘dress code’ escrito que diga lo contrario). Mejor dejar para otra ocasión las lentejuelas, los ‘print animal’ y los brillos.

  • ¿Liso, o estampado? Elije un punto medio, ni muy sobria ni un look todo estampado. Si optas por ir con un outfit liso puedes darle color con los complementos. Si prefieres un tejido estampado… deja tus complementos más llamativos para otra ocasión

  • No es una fiesta al estilo americano, es decir, no vas a una puesta de largo ni a un cotillón, por lo que los vestidos de gala no son para esta ocasión. La mejor opción será un vestido (o falda) cortos, pero nunca mucho más arriba de la rodilla, unos pantalones de vestir también te servirán para la ocasión. ¿En tus pies? Unos stilettos.

  • Entérate bien si se trata de una cena o de una comida de empresa, el dress code es totalmente diferente. Del mismo modo, el sitio en el que se celebra te puede dar pistas a la hora de elegir que ponerte; no nos vestiremos igual para una cena en el Rich que para un cóctel ‘afterwork’ en un pub del centro de Madrid.

  • La clave siempre está en los complementos. Presta mucha atención a los detalles, ya que te pueden ayudar a hacer especial cualquier look. Igual que te decíamos que un look sobrio era lo más acertado, en los complementos puedes arriesgar bastante más (sólo si has optado por la apuesta sobria, si llevas ya un look llamativo los complementos cuanto más sencillos mejor) con estampados, brillos, diseños más atrevidos…

Si estás pensando en comprarte algún modelito para tu cena de empresa no te olvides de que en LÖAT Reboutique tienes miles de opciones para acertar con tu outfit.  

Vestidos Versace de segunda mano, un clutch Yves Saint Laurent vintage, pendientes Chanel de segunda mano que darán ese toque diferente a tu look… Encontrarás prendas de las mejores marcas, Gucci, Louis Vuitton, Dolce&Gabbana, Christian Dior… de segunda mano con las que serás la envidia de tus compañeras del trabajo.


¿A qué esperas para venir a por tu outfit navideño?