By 0 Comment

CÓMO VESTIRME SI SOY MADRINA DE UNA BODA

La madrina, generalmente la madre del novio, es junto al padrino, una de las personas más importantes en una boda, después de la novia y, por ello, suele acaparar la atención de todas las miradas. Es importante que la madrina brille y destaque por encima de todas las invitadas ya que, como decíamos, va a ser el centro de muchas miradas.

Elegir el vestido de madrina no es tarea fácil, por eso hoy os damos unos consejos para saber cómo vestir si eres madrina de una boda.

Lo primero que la madrina debe hacer es fijarse un presupuesto ya que los vestidos y complementos no suelen ser baratos. Por eso, en muchos casos, nosotras recomendamos visitar tiendas de ropa de fiesta de segunda mano o de alquiler ya que puedes encontrar vestidos, con una sola puesta, con descuentos de más del 60%. ¿Interesante, verdad?

Es muy importante escoger un look con el que ella se sienta cómoda, que se sienta ella misma y, en ningún momento parecer que va disfrazada de algo que no es.

La primera regla de protocolo es que la madrina debe adaptarse al estilo de la novia y de la boda; ésta no puede eclipsar a la novia con un vestido demasiado ceremonioso si la novia ha optado por algo más informal.

Del mismo modo, la madrina nunca debe llevar un vestido blanco ya que este color es exclusivamente para la novia. Si es posible debe evitar tonos demasiado claros como beige, marfil o crema. Para elegir el color hay que tener en cuenta el horario de la boda. Los tonos pasteles de cualquier color como verde, salmón, rosa o azul son muy favorecedores para deslumbrar en las bodas de mañana, en cambio para la noche, destacamos otros como el gris, el plata, el azul oscuro, el lila o el morado. Pese a estas indicaciones elige siempre el color que más te favorezca.

En cuanto al largo, la madrina tiene permitido lucir un largo a la altura de la rodilla, estilo coctail o bien un vestido o traje largo. En bodas más formales y de etiqueta, es preferible que la madrina luzca un vestido largo de gala para estar a la altura.

Respecto al corte del vestido, no luzcas un vestido muy ajustado pero tampoco demasiado ancho. Un corte recto y manga francesa es ideal para la madrina de la boda; es sobrio, elegante y recatado. Olvídate de escotes muy pronunciados.

Recuerda que si no te sientes cómoda con vestidos también puedes optar por trajes de dos piezas con chaqueta y falda, hay modelos muy elegantes con los que te verás igual de espléndida y serás la madrina perfecta.

Seguramente hayas visto muchas madrinas con tocados, pamelas o mantillas. Como el vestido, estos complementos son generalmente caros por lo que también es buena idea recurrir a tocados y pamelas de segunda mano. Para bodas religiosas con ceremonia de mañana si la madrina ha escogido un vestido largo puede llevar una mantilla. Aunque antes el protocolo decía que las mujeres casadas debían llevar la mantilla de color negro y las solteras en tonalidad en marfil o blanco cada vez más madrinas casadas optan por estas tonalidades claras para su mantilla

Si no quieres llevar mantilla, opta por un sombrero, un tocado o una pamela para bodas de mañana; en bodas de tarde, por protocolo el único complemento aceptado es el tocado. No obstante, no llevar ningún complemento en la cabeza es igual de elegante y sofisticado. (Ver tocados y pamelas de segunda mano https://goo.gl/xFH9Rz)

Los zapatos de tacón obligatoriamente (salvo causa de fuerza mayor); la altura mínima debería ser de 4-6 centímetros. Ver zapatos de fiesta de segunda mano https://goo.gl/0USugy)

Para los complementos nosotras siempre recomendamos “menos es más”. Bolso de mano pequeño y joyería discreta y sofisticada. Ver bolsos de fiesta de segunda mano https://goo.gl/18LUdz)

 

Lo más importante es que ese día seas tú misma sólo así derrocharás confianza seguridad y elegancia.