By 0 Comment

ESTILO USADO

Si no estás acostumbrado todavía a comprar en tiendas de ropa de segunda mano te damos una serie de pautas que te ayudarán en esto de darle una segunda vida a la ropa.

  • MARCATE UN PRESUPUESTO. Si es la primera vez que compras ropa de segunda mano probablemente no sepas cuanto puede costarte un vestido de segunda mano o unos zapatos… Te sorprenderá la cantidad de ropa que puedes comprar con el dinero que en una tienda compras un bolso, por ejemplo. Es importante que te marques un presupuesto porque es muy fácil volverse loca con las gangas que puedes encontrar en estas tiendas de segunda mano y dejarte todo el sueldo.

  • DEJA LOS PREJUICIOS EN CASA. Todavía hay gente que piensa que las tiendas de segunda mano son para pobres y que todo está sucio y lleno de agujeros. Claro que hay tiendas de segunda mano así, pero hay otras en las que todo luce tan ordenado y limpio que no te darás cuenta de que estás en una tienda de segunda mano. Cuando encuentres alguna como estas no podrás parar.

  • VE CON ALGÚN AMIGO. Las tiendas de segunda mano son súper divertidas y mucho más en compañía. Podréis comentar las gangas que habéis encontrado, asesoraros el uno al otro e incluso picaros por ver quien se lleva ese precioso Loewe de segunda mano.

  • PRUÉBATE LAS PRENDAS. En las tiendas de ropa de segunda mano encuentras ropa de varios años, de varias marcas… y el tallaje varía bastante. Pruébatelo todo para evitar sorpresas al llegar a casa. El problema de las tiendas de segunda mano online es que no te puedes probar. Trata de buscar alguna que tenga tienda física.

  • REVISA BIEN LAS PRENDAS. La ropa de segunda mano es ropa usada por lo que, aunque en las propias tiendas de segunda mano ya revisan la ropa, no está demás que la revises tu también. Si ves alguna imperfección, pregúntate si son cosas fáciles de reparar o si te costaría más repararla que lo que te cuesta.  Sólo compra artículos en buenas condiciones o que sean fáciles de reparar.

  • NO TE LIMITES A LAS MARCAS CONOCIDAS. Está claro que casi todas morimos por un Chanel sea nuevo o sea de segunda mano; pero no te límites a las marcas que conoces porque seguro que hay cosas sin marca conocida que te pueden gustar.

  • NO GASTES DINERO EN COMPLEMENTOS NUEVOS. En las tiendas de segunda mano puedes encontrar miles de sombreros, cinturones, bolsos… a precios mucho más razonables que en tiendas normales. ¿Por qué gastar 40 euros en un cinturón de piel si puedes encontrar uno de segunda mano por 15 euros?

  • SI NO TE LO VAS A PONER ES MEJOR QUE NO LO COMPRES. Comprar por comprar nunca es bueno aunque sea una prenda de 5 euros. Las tiendas de ropa de segunda mano está llena de ropa de compradoras compulsivas.

  • ESTATE AL TANTO DE LAS REBAJAS. Si los precios de segunda mano ya son bajos ¡imagínate si los rebajan! Muchas veces cuando las tiendas de ropa de segunda mano no venden los productos los sacan a precios más bajos aún. Estate pendiente porque es posible que encuentres ropa de marca a precio de chino.

  • ENTERATE DE CUANDO CAMBIAN EL STOCK. Las tiendas de segunda mano tienen la ventaja de que siempre que vas encuentras cosas nuevas. Si tienes alguna tienda fichada pasa de vez en cuando porque siempre verás algo nuevo.

  • NO VAYAS CON PRISA. Las visitas a las tiendas de segunda mano requieren tiempo si quieres encontrar algo interesante. Si vas con prisa es mejor que lo dejes para otro día. Tienes que tener paciencia puede que no encuentres prendas de tu talla, o puede que no encuentres nada que te guste. Si eres una persona a la cual le gusta estar buscando entre la ropa y no le importa sacrificar medio día a cambio de encontrar buenas ofertas, entonces estas tiendas son ideales para ti

  • NO DISCUTAS LOS PRECIOS. Los precios en las tiendas de ropa de segunda mano ya son muy bajos, no tienes por qué regatear todavía más

  • LAVA LA ROPA ANTES DE PONÉRTELA. Depende de la tienda de segunda mano en la que compres es aconsejable que laves la ropa antes de usarla. Hay tiendas de ropa de segunda mano que cogen directamente la ropa de los contenedores de ropa usada; otras sin embargo exigen que venga del tinte.

  • RENUEVA TU ARMARIO PERIÓDICAMENTE. Si te acostumbras a comprar ropa de segunda mano, es interesante que intentes renovar el armario periódicamente. Cada vez que compres algo nuevo, tira, regala o vende en una tienda de segunda mano otra prenda. Conseguirás no tener un armario a rebosar de prendas.

  • AYUDA A MEJORAR. Si algo no está bien con la tienda, puedes hacer una sugerencia respetuosa sobre eso. O aun mejor, puedes ser voluntaria y ayudar al cambio

  • DISFRUTA DE LA COMPRA. Las tiendas de segunda mano tienen algo, si lo pruebas seguramente sentirás esta especie de emoción que te da la posibilidad de encontrar alguna joya o artículo precioso-perfecto por cuatro duros.