By 0 Comment

¿QUÉ ME PONGO HOY?

Tienes varias formas de sumarte al consumo responsable una de ellas es utilizando ropa de segunda mano ya que gracias a ella reduces las materias primas y la huella de carbono que significa la fabricación de ropa nueva y la comercialización y distribución de éstas y, por otro lado, reutilizas y reciclas las prendas, dándoles una segunda oportunidad.

Otra opción es utilizar prendas elaboradas a partir de materiales sostenibles y no dañinos con el medio ambiente como por ejemplo el corcho; si, has leído bien, el corcho. Seguramente, cuando piensas en corcho te imaginas el tapón de una botella de vino o una pizarra de esas que utilizamos para poner recortes con chinchetas. Sin embargo, el corcho tiene muchos más usos de los que imaginas ya que además de ser sostenible, es un material aislante, suave, natural y con una textura inimitable.

Todo ello está haciendo que en los últimos años, cada vez sean más las tiendas que se suman a la moda del corcho. Desde bolsos hasta paraguas, pulseras, zapatos, sombreros, pasando por mesas, sillas y hasta incluso lámparas hechas de corcho.

Aunque este tipo de material se usa principalmente en Portugal, las grandes firmas como Chanel, Gucci, Louis Vuitton, Jimmy Choo también se ha sumado al carro del corcho…. Gorras, cinturones, paraguas y bolsos todos ellos con un acabado natural que no pasa desapercibido; además sirven tanto para un look casual como un look más elegante. El último en unirse ha sido la gran marca deportiva Nike. Para el 25 aniversario de su modelo Air Max 90, la firma, que no deja de sorprendernos con nuevos modelos nuevos, se reestrena con un modelo realizado en corcho.

Con el post de hoy sólo queríamos haceros ver que el consumo responsable es posible y que puedes ir a la moda sin dañar en exceso el medio ambiente. Por un lado, gracias a la moda de segunda mano cuidamos nuestro bolsillo y nuestro planeta y además podemos lucir modelos diferentes y únicos. Con ellos disminuimos la cantidad de ropa que tiramos a la basura y hacemos más largo su ciclo de vida generando un menor impacto medio ambiental. Y, por otro lado, utilizando materiales sostenibles, también contribuimos con una menor contaminación.

Alinear la moda y el consumo responsable es la alternativa.