By 0 Comment

REGALOS DE SEGUNDA MANO, UNA OPCIÓN CADA VEZ MÁS EXTENDIDA

¿Me lo envuelves para regalo? Esa es la frase que más se está escuchando en los últimos días. Muchos de vosotros estáis eligiéndonos para comprar vuestros regalitos de Reyes en estas fiestas y queremos agradecéroslo.

Las tiendas de segunda mano, tanto tiendas de ropa de segunda mano, como de aparatos eléctricos, juegos… se están convirtiendo en una opción a la hora de decidir dónde comprar los regalos de Reyes en los últimos años. Aquel vestido que ya no te gustaba, o ese bolso que sólo te pusiste una vez… puede ser deseado por otra persona. ¿Qué sentido tiene guardar cosas que ya no queremos si puede haber alguien que muera por tenerlas? Yo vendo en una tienda de segunda mano mi bolso de Michael Kors y le compro a mi madre una gargantilla de Tous de segunda mano; ¿no es genial? Gracias a esta filosofía, la compraventa de objetos y ropa usada está aumentando considerablemente en los últimos años.

Además, últimamente, la reacción ante el consumismo exagerado y poder encontrar objetos especiales que no se encuentren en las típicas tiendas, han favorecido mucho este comercio.


Hace poco, Wallapop, plataforma de compraventa de segunda mano, realizó un estudio sobre la compra de artículos de segunda mano y extrajo las siguientes conclusiones:

  • El 62% de los encuestados reconoce haber regalado objetos de segunda mano.
  • Un 64% de las mujeres ha recurrido a esta opción alguna vez
  • Un 58% de los hombres también lo ha hecho.


Según Wallapop, los principales motivos por los que la gente compra ropa de segunda mano y otros artículos son:

  • El 46,8% lo hace por el descuento sobre el precio original
  • El 23,4% porque encuentra productos descatalogados
  • El 16,5% busca algo exclusivo
  • El 13,3% busca algo vintage


Y la verdad es que efectivamente vosotr@s habeís venido a LÖAT Reboutique buscando eso; un bolso de Louis Vuitton de segunda mano a mitad de precio para vuestra novia, aquel vestido de Bimba y Lola que tu hermana quiso el año pasado pero que ya sólo puede encontrar en tiendas de ropa de segunda mano o difícilmente en outlets, un collar exclusivo de segunda mano de perlas australianas, o un bolso Loewe de segunda mano súper antiguo que es ya una auténtica reliquia.

Sea el motivo que sea, el caso es que estamos súper contentas de que hayáis elegido regalar algo de segunda mano, porque ya es hora de avanzar hacia una nueva economía más colaborativa en la que los consumidores se vuelven más responsables y deciden dar valor a lo que tienen, reutilizando objetos o recuperando el dinero invertido gracias a su reventa. Según Wallapop, el 48% de los españoles calcula tener en casa hasta 500 euros en cosas que no utiliza.

Y sobre todo, queremos daros las gracias a todos los que este año nos habéis elegido.  Si este año bajo tu árbol ves un paquetito azul y plateado con un lacito y una pegatina plata deseamos con todas nuestras fuerzas que te guste tanto como a la persona que lo eligió para ti y que lo disfrutes.


¡FELICES REYES MAGOS!