By 0 Comment

¡SOS! ¡HOY TOCA CAMBIAR EL ARMARIO!

Toca guardar la ropa, los complementos y los zapatos de invierno. Probablemente a la mayoría de vosotras os de pereza hacerlo y nunca encontréis el momento adecuado, ¿verdad? Pues os vamos a dar unos pequeños consejos para que el cambio de armario sea rápido y además resulte útil durante todo el periodo de primavera/verano

Lo primero de todo vacía el armario y así aprovecha para limpiar esos cajones que llevas tiempo sin limpiar, necesitarás tiempo, pero es importante para que tu ropa esté impecable.

Una vez tenemos toda la ropa fuera es necesario plantearse que ropa guardamos y cual no vamos a volver a utilizar y, por tanto, no deberíamos volver a guardar en el armario. Piensa en esas prendas que no te has puesto a lo largo de este invierno y que probablemente tampoco te pusiste el verano pasado, ¿no crees que sería más interesante donarlas a alguna asociación benéfica o venderlas en alguna tienda de segunda mano? La ropa que finalmente de invierno que hemos decidido guardar sería conveniente lavarla y plancharla toda antes de guardarla para para evitar que se humedezca, amarillee o estropee. Si puedes, almacénala en cajas y con etiquetas para tenerlo bien clasificado.

Sacamos ahora la ropa de primavera/verano y repetimos el mismo paso que antes, separamos aquellas prendas que no nos vamos a poner y las clasificamos en donar a asociaciones benéficas y vender en tiendas de segunda mano.

En este punto tenemos que ver qué debe ir doblado y qué colgado; si la prenda es de un tejido que se arruga fácilmente es recomendable colgarlo. Camisas o tops, chaquetas, vestidos, faldas, pantalones preferiblemente colgados. Las camisetas, sudaderas o jerseys pueden ir doblados.  Prendas con brocados, plumas, o lentejuelas del revés. A la hora de colgarlo lo más cómodo es agruparlo por tipología y. para aprovechar al máximo el espacio un truco es que  las perchas sean del mismo tamaño y en la misma dirección.

En cuanto a cómo ordenar los zapatos agrupamos por tipos (deportivas, botas, manoletinas, tacones…) y, por practicidad, los colocamos según el uso que le demos; es decir,  los zapatos que más utilizamos los primeros y, los que menos, al fondo y en las estanterías más altas.

Finalmente, los complementos cuanto más visibles estén todos mejor para no olvidarnos de lo que tenemos; puedes utilizar joyeros, colgarlos en espejos u ordenados en cajitas. Los bolsos puedes ordenarlos en estanterías por tamaños y por tipo (para fiestas, para trabajar…). Los cinturones y pañuelos separados y visibles.

Como decíamos al principio, puede que para ti, como para muchas mujeres el cambio de armario ser algo estresante y nunca encuentres momento para hacerlo. Piensa que la idea es hacer limpia y mantener lo que realmente vamos a utilizar. Un consejo que os damos es que es preferible la calidad a la cantidad y mantener un buen fondo de armario.

Y recuerda, que en las tiendas de segunda mano podrás encontrar prendas seminuevas en perfectas condiciones, de gran calidad  y a precios muy bajos para poco a poco ir completando ese fondo de armario y, por qué no, para darte un caprichito! Súmate al reestreno

Fotografía: http://www.ilovetobeorganized.com/organizar-armarios/cambio-de-armario-las-perchas/

.