By 0 Comment

¿TE ATREVES A VIVIR SIN GENERAR BASURA?

Parece imposible vivir sin generar basura, ¿verdad? Pues Lauren lo está consiguiendo; lleva ya dos años sin generar residuos y ella considera que todos podemos conseguirlo, sólo requiere un poco de disciplina y un cambio de hábitos. Te contamos algunos de sus hábitos para que si queréis, tratéis de implementarlos, ¡nosotras vamos a intentarlo!

  • No comprar productos envasados. A la hora de comprar Lauren lleva sus propias bolsas y jarros para llenarlos con productos a granel directamente en el supermercado. Sustituir los envases de plástico por los de cristal
  • No comprar ropa nueva y empezar a comprar ropa de segunda mano en tiendas de ropa de segunda mano. Hoy en día hay muchas tiendas de ropa de segunda mano donde puedes comprar ropa y complementos de segunda mano de gran calidad. Al reutilizar la ropa estas contribuyendo con el medio ambiente. Si nos concienciáramos del consumo de ropa de segunda mano se generaría menos ropa nueva y con ello menos residuos.
  • Preparar tus propios productos de limpieza y belleza. Hay recetas para todo: pasta de dientes, loción para la piel o detergente para la lavadora
  • Vender, donar o regalar las cosas superfluas (ropa que no utilizas en tiendas de ropa de segunda mano, artículos de decoración que se pueden regalar a amigos…)
  • La basura orgánica, incluido el papel higiénico, se puede llevar a lugares donde la transforman en compost y la ropa, sábanas o telas que ya están viejas se pueden llevar a lugares donde las reciclan
  • Evitar las situaciones que pueden generar desperdicios como:
    • Cuando estamos en un pub no coger pajita para tomar nuestra copa
    • Ir siempre que vayamos de compras con una bolsa propia para evitar que nos den bolsas de plástico. No pedir tickets o recibos

Introduciendo estos cinco hábitos mejorarán algunos aspectos de tu vida:

  • AHORRARÁS DINERO. Haciendo la lista antes de ir al supermercado compras solamente lo necesario; además al comprar a granel no pagas el embalaje y es mucho más barato. En cuanto a la ropa, comprar en tiendas de ropa de segunda mano hace que gastes mucho menos dinero en ropa. Además, por el mismo dinero que gastas comprando ropa nueva, comprarás ropa de segunda mano de mucha mejor calidad.

  • TE ALIMENTARÁS MEJOR. Al no comprar alimentos embasados las opciones de comida no saludables con muy limitas. Una alimentación basada en frutas, verduras, legumbres y pescados es mucho más saludable.

Tras estos dos años la joven Lauren a renunciado a su empleo como Gerente de Sustentabilidad para el Departamento de Protección Medioambiental de Nueva York, para empezar su propia compañía de cero desperdicios, The Simply Co., donde elabora y vende productos que ha aprendido a producir a lo largo de estos dos años.

Como veis no es difícil, sólo hay que concienciarse de la importancia de no generar residuos y empezar a cambiar tus hábitos de consumo. ¡ADELANTE!