By 0 Comment

TRUCOS PARA AHORRAR EN EL CAMBIO DE ARMARIO

Parece que la primavera viene para quedarse; y es que tenemos unas ganas locas de dejar ya olvidados los zapatos cerrados, las chaquetas… y lucir colores llamativos, vestidos vaporosos…

Con el frio que nos ha estado haciendo no se vosotras, pero yo aun no me planteaba sacar mi ropa de verano; ¿para qué? ¿Para morirme de frio y tener que retirarla de nuevo? Pero de este fin de semana ya no pasa porque por lo visto las temperaturas más altas vienen para quedarse! A ver si de repente vamos a morir de calor…

Si tu tampoco has hecho todavía tu cambio de armario, aquí van unos truquillos para que ahorréis lo máximo posible!

RENUEVA TU ARMARIO 4 VECES AL AÑO

Generalmente hacemos revisión de la ropa que tenemos al principio de la primavera y al principio del otoño y clasificamos nuestra ropa en verano e invierno. Sin embargo, nuestro consejo es que se revise 4 veces al año: primavera, verano, otoño e invierno ya que siempre hay prendas de entretiempo que muchas veces no sabemos ni que tenemos y que son muy útiles en las temporadas de transición al frio y al calor.

RENTABILIZA LAS PRENDAS QUE YA NO UTILIZAS

Saca toda la ropa de invierno y clasifícala en función de si te la has puesto en los dos últimos invierno o no. Si la respuesta es negativa no vuelvas a meterla en el armario, ¡rentabilízala!

Puedes optar por venderla en tiendas de ropa de segunda mano o bien customizarla y hacer algo completamente diferente con ella.

Con la ropa de verano haz exactamente lo mismo, sácala toda; aquellas prendas que en los últimos veranos no hayas utilizado y creas que este año tampoco vas a utilizarla llévala a tiendas de segunda mano para venderla y sacar un extra para tus vacaciones.

Puedes optar por venderla por tu cuenta online o bien acercarte a tiendas como LÖAT Reboutique donde nos encargamos de todo y no tienes que preocuparte más que de cobrar cuando se vendan tus prendas.

OPTIMIZA EL ESPACIO Y HAZ UNA BUENA DISTRIBUCIÓN

¿Sabías que generalmente sólo se utiliza un 20% de lo que tenemos en el armario? Sólo hay una forma de utilizar el 100% (bueno casi el 100% porque es imposible utilizar todo nuestro armario, verdad chicas?) organízalo de forma que pueda verse la ropa de un solo vistazo.

  • Utiliza baldas regulables para aprovechar el espacio

  • Las baldas para los jerseys y camisetas y los cajones para las prendas más pequeñas como ropa interior o cinturones. De esta manera de un vistazo podrás ver esa camiseta rosa que estabas buscando que está justo al fondo del montón de las camisetas

  • Las prendas de colgar mejor de una en una clasificadas por tipos de prendas y, a ser posible, subdivididas por colores. De esta forma, será mucho más fácil encontrar una prenda sin necesidad de revolverlo todo y saber cuánta ropa tenemos de cada tipo para así plantear nuevas adquisiciones.

RECUPERA PRENDAS DE TEMPORADAS ANTERIORES

Antes de aventurarte en la compra de ropa para esta temporada revisa lo que tienes de temporadas anteriores. Hay prendas como vaqueros, pantalones negros, trench, cazadoras vaqueras o de cuero, camisas y blusas blancas o negras que son fondos de armario, indispensables en cualquier estación. Puede que hasta incluso encuentres prendas que tenías olvidadas y de repente se conviertan en tus mejores aliadas esta nueva temporada

AHORRA COMPRANDO EN TIENDAS DE ROPA DE SEGUNDA MANO

Una vez que hayas revisado tu armario y tengas claro que necesitas te recomendamos que visites primero tiendas de ropa de segunda mano. Si tienes la suerte de encontrar lo que necesitas podrás ahorrar hasta un 90% en tus compras. Para las amantes de los zapatos, de los bolsos de marcas de lujo y de firmas tan prestigiosas como Loewe, Armani, Miu Miu, Fendi, Carolina Herrera… este tipo de tiendas pueden ser vuestra perdición asique ojo, marcaros un presupuesto antes de entrar en ellas 😉

REVISA TUS PRENDAS ANTES DE GUARDARLAS

Es recomendable que revises las prendas de invierno con las que finalmente te vas a quedar para ver si necesitan un repaso de costura, llevarlas al tinte o quitarles alguna que otra bolita. Así cuando saques la ropa el invierno que viene estará toda perfecta para que puedas utilizarla de nuevo.

 
Espero que os hayan sido útiles estos consejitos 😀